3 sept. 2019

ASOCIACIÓN CULTURAL LAGO DE BOLARQUE - XIX JORNADAS TAURINAS DE ALMONACID DE ZORITA CON MIGUEL ÁNGEL MONCHOLI







Organizadas por la Asociación Cultural Lago de Bolarque, con la colaboración de la Peña la Coqueta y el apoyo incondicional del Ayuntamiento de la villa alcarreña, siempre en el fin de semana previo a la semana grande local.  El periodista recibió 30 kilos de miel de La Alcarria, uno por cada uno de los años que ha permanecido en Telemadrid.






Almonacid de Zorita. 02 de septiembre de 2019. Almonacid de Zorita celebró ayer, en el primer fin de semana de las fiestas patronales que dedica a la Virgen de la Luz, su tradicional Jornada Taurina que llegó ayer a su XIX Edición. Abrió plaza el alcalde de la villa almorcileña, José María Cañadillas, dando las gracias a los ponentes –Tomás García-Aranda, Julián Agulla y Miguel Angel Moncholi- por su presencia y participación, y presentando a quien es el máximo valedor de esta iniciativa y también ponente, Pedro Antonio Cañadillas, con asistencia de la Primer Ttte. Alcalde, Beatriz Sánchez de la Cruz y del Concejal de Festejos, Adrían Dominguez Guerrero.

Cercana ya a las dos décadas, por el micrófono de las jornadas han pasado primeros espadas, nunca mejor dicho, tanto del periodismo como de la tauromaquia, de la mano de la Cultural Lago de Bolarque, que preside José Carlos Tamayo, contando en los dos últimos años, con el apoyo de la  Peña Taurina 'La Coqueta', así se llama la plaza de toros de Almonacid, y del apoyo incondicional del Ayuntamiento de la localidad. 





En su turno de palabra, Pedro Antonio Cañadillas, aficionado almorcileño de pura cepa,  a quien una retinosis pigmentaria jugó una mala pasada quitándole la vista, pero añadiéndole clarividencia y generosidad a un corazón noble y bueno, se acordó, en primer lugar, de otro magnífico aficionado local: Justo Huerta.  Lo calificó de “apasionado de los toros” y le brindó la Jornada de 2019, mirando al cielo. Igualmente, y como había hecho el alcalde, Cañadillas dio las gracias a José Carlos Tamayo,  a los ponentes y al pintor local Enrique Tellado, que expuso sus mejores óleos y acuarelas taurinos para la ocasión. Como gran conocedor de la materia en cuestión, Pedro Antonio comentó que “los toros empezaron como un rito, que se ha convertido en fiesta”, y se refirió también al primer dato que se tiene sobre su presencia en Almonacid. “El archivo municipal señala que en 1534 ya se corrían los toros en la plaza del Coso”, apuntó. No olvidó Cañadillas mencionar a todos los alcaldes que han apoyado la iniciativa: Gabriel Ruiz, Rafael Higuera, Elena Gordon, y ahora José María Cañadillas. Por último, el almorcileño se refirió a Miguel Angel Moncholi, protagonista principal del evento,  en su caso fundamentalmente desde la perspectiva de la invidencia y los toros. En primer lugar, recordó la anécdota de cómo se conocieron, a partir de un concurso radiofónico. El almorcileño acertó una pregunta que no le dieron por válida. Así, cuando terminó el programa, “Moncholi  me llamó para decirme que se había equivocado y que me iba a pedir disculpas en antena al día siguiente”, señaló. Y no sólo eso. El periodista cumplió su palabra y volvió, además, a telefonear a Cañadillas “para invitarme a los toros”. Recordó también Pedro Antonio que Moncholi fue el primer periodista que retrasmitió una corrida de toros con un ciego a su lado, como comentarista, para que aportara su experiencia, y que fue el primero que propició la grabación de cómo se vestía un torero “en casa de José Ignacio Uceda Leal”. No faltó la cita al 2 de mayo de 1996, la tarde en la que Joselito mató seis toros en Las Ventas, ni la referencia a cuando la fiesta de los toros pasaba por su peor momento, en Cataluña, y “fue allí donde entrevistó al rey emérito”.