14 ago. 2019

ASOCIACION CULTURAL LAGO DE BOLARQUE - SALVAMENTO DE UN BUITRE






Lo que iba a ser una tarde en familia en kayak, se convirtió en una aventura.

El día 9 de agosto del 2019, mi primo Miguel Gamez y yo (Lucia Cañadillas) nos dirigíamos a pasar una tarde en la playa de la Nueva Sierra para disfrutar de aquella tarde de verano; En un principio solo nos disponíamos a estar tumbados en el césped, ya que no teníamos ni bañador, ni toallas, ni nada. 
Pero Lucia le pregunto a su primo si alguna vez había montado en kayak, a lo que él le respondió que nunca y Lucia que tenia un poco de experiencia le animó. 

Se pusieron el chaleco salvavidas, cogieron los remos y se pusieron en marcha.  La primera parada fue la Cueva de las Tortugas y la segunda el náutico, aquella tarde estaba siendo especial ya que admirábamos el paisaje, flora y fauna.  

Seguimos haciendo palas un rato, hasta que vimos dos señoras encantadoras (Silvia y Blanca) paradas con su lancha de motor, nosotros desde lejos las preguntamos si necesitaban ayuda ya que estaban con el motor apagado y muy cerca de la orilla. 
Las mujeres nos animaron ha acercarnos y fué ahí cuando nos dimos cuenta que un buitre joven se había caído al agua y tenía las alas mojadas y no conseguia subirse a la orilla. (se estaba ahogando) 

Hablando con aquellas mujeres, nos contaban que por el tamaño tan grande de su lancha, llevaban como 30 minutos intentando coger a dicho animal, pero no lo lograban. Ellas no sabia cuanto tiempo podía llevar aquel buitre en el agua ya que lo vieron por casualidad. Nosotros al llevar aquel kayak pequeño nos dimos cuenta de que por donde ellas no pudieron acercarse nosotros teníamos esa pequeña posibilidad. Además que nosotros contábamos con una ventaja, que mi primo Miguel Gamez tenia experiencia sobre aquellos animales por ser Auxiliar Veterinario. 

Para que mi primo tuviera mas espacio, me monte en la lancha y tras 10 minutos mi primo consiguió montar aquel buitre que se estaba ahogando,  en el kayak.


A todo esto el Seprona sabia que le habíamos cogido, ya que ellos nos informaron que en ese momento no tenían barca en Bolarque y por lo tanto en la ubicación que estábamos solo podían llegar utilizando ese medio,  por lo cual quedamos con ellos en la playa donde podían acercarse con el coche. 


Las mujeres que tenían bastante experiencia, remolcaron el Kayak con unos cabos y nos dirigimos a la playa, a todo esto mi primo seguía sentado con el el buitre en el kayak , y lo teníamos tapado con la toalla para evitar que el animal lesionara a mi primo y para evitar que se pusiera más nervioso de lo normal.